jueves, 25 de junio de 2009

Un Rapero mando a España para la Casa


Noticias Actualidad

Un Rapero del Futbol Clint Dempsey hizo sufrir a España


Lean esta Historia esta muy Interesante.

España estaba en la gloria del Fútbol, campeones mundiales, e invictos por mas de casi 35 partidos, todo un record, pero se toparon con una selección que les hizo conocer la amargura de la derrota, y nada mas que la selección de fútbol de los Estados Unidos, un país que cuenta con una historia poco relevante en este deporte.

Pero además el verdugo de la selección de fútbol española tiene nombre y apellido, y ese es Clint Dempsey, un habilidoso centrocampista que milita en el Fulham inglés. Conocido por su carácter aguerrido -ha jugado dos partidos con la mandíbula rota-, su velocidad, y llegada, Dempsey se ha convertido en el referente de una nueva generación de futbolistas que tiene como objetivo situar a los EEUU en el mapa del fútbol internacional.

Dempsey no solo se caracteriza por su talento en el terreno de juego, sino que ha destacado también fuera de él por su estilo como rapero, incluso existe un videoclip titulado Don't Tread (No me pises) que causó sensación. Bajo el alias Deuce, cantó junto al rapero Big Hawk, asesinado a tiros poco después.

Video Don't Tread



Pero la historia de este jugador de por si es bastante peculiar, pongan atencion : Dempsey nació en una familia muy humilde, y aprendió a jugar en la calle. A falta de los recursos suficientes para comprarse una casa, los Dempsey vivían en una caravana en Nacogdoches, una pequeña localidad situada en Texas.

Como la mayoría de los chicos del barrio eran mexicanos, el pequeño Clint no creció practicando los deportes más populares de los EEUU, sino el deporte rey al otro lado del Río Grande.

Su carrera futbolística empezó por pura casualidad el día que acompañó a su hermano mayor, Ryan, a probar con los Dallas Texas, uno de los clubes más destacados en las categorías inferiores del fútbol estadounidense. Mientras su hermano se ejercitaba, Dempsey se entretenía dándole toques al balón, y su habilidad captó la atención de uno de los entrenadores. Tras unos meses en el equipo, pareció que su carrera se truncaría debido a las dificultades económicas de la familia. Los padres de Dempsey no se podían permitir sufragarle las cuotas mensuales del club. La familia había puesto sus esperanzas, y sus escasos ahorros, en otro de sus retoños, su hermana Jennifer, que destacaba en el tenis. Sin embargo, a los padres de sus compañeros de equipo les dio pena la situación del joven, y decidieron entre todos pagar sus gastos.

Dempsey aprovechó la generosidad de las familias de sus compañeros, y pronto se convirtió en uno de los jugadores más destacados de su generación. Se formó en la Universidad de Furman y después fue escogido en el draft por los New England Revolution. Su espectacular progresión en la liga norteamericana, que le llevó a ganar el MVP en su segunda temporada, llamó la atención de los ojeadores europeos. El Fulham inglés pagó tres millones de euros, cifra récord para un jugador de Estados Unidos. En la Premier es titular y uno de los máximos goleadores del equipo.

En cada tanto, como hizo el pasado domingo ante Egipto, mira al cielo. Los dedica a su hermana, la tenista, que a los 16 años murió por un aneurisma cerebral.

Vídeo del partido donde Dempsey metió el segundo Gol a España