martes, 20 de julio de 2010

Gracias a la Vida y a lo que somos

Gracias a la Vida y a lo que somos
Interesante

Gracias a la Vida y a lo que somos


Le llaman “Empatia”, una pequeña palabra, que nos da el favor de la clemencia, de ponernos en la situación de otro, de sufrir porque alguien siente dolor, de imaginarnos el monto del sufrimiento, a pesar que nosotros no tenemos ninguna herida.

Cuantas veces no has visto por televisión, en las noticias, el relato del padre que perdió en un accidente a un hijo, o la madre que llora por el retoño extraviado, y tu, sin saber lo que es tener un hijo, te has emocionado, has presenciado como tu corazón se encoge, y tus ojos brillan por la pena. Eso es lo que nos hace humanos, porque al fin y al cabo, somos una estirpe, una raza, que es capaz de ponerse en el lugar del otro, de afligirnos por su tristeza, y de alegrarnos, cuando somos capaces de darle una mano, ayudándolo a salir de su precaria situación.

Es que, esta en nuestros genes, en nuestra piel, no necesitamos mandamientos que nos recuerden como debemos actuar, lo hacemos, y punto. Porque nace de nuestro espíritu…somos humanos, y estamos orgullosos de serlo.

Hace unos meses atrás mi país, Chile, sufrió una devastación de proporciones, y sin pedirlo, ni exigirlo, aparecieron muestras de solidariedad, y una de aquellas viene de la mano de los artistas, quienes se unieron para entonar dos clásicas canciones de mi gente, como es la inolvidable: “Gracias a la Vida”, y “Que cante la Vida”.

Porque somos hijos de una estirpe perdida en el Universo, que sabe extenderle la mano a su par que esta caído, para que se levante. Eso nos hace únicos e irrepetibles, es mas, eso nos hace…Humanos.

Gracias desde Chile a los amigos latinoamericanos.



2 comentarios:

Harold dijo...

Gracias a la vida, que nos une en este canto....sin palabras, mi oración para aquellos que perdieron alguien o algo, que alcance la pasión de vivir por si sola, para creer que Dios nos regala el sol de cada mañana, escribir mas palabras es robar la belleza de la letra que inmortalico Mercedes.

Tropiezos y trapecios dijo...

A veces las heridas, sean en la parte del planeta que sean nos duelen como propias. El día que esto deje de ser así podremos afirmar que el mundo no merece la pena.

Dicen que todos somos hermanos ¿no?

Un saludo.