jueves, 24 de febrero de 2011

Y tú a que le tenías miedo de niño

Y tú a que le tenías miedo de niño
Interesante

Y tú a que le tenías miedo de niño


Todos alguna vez hemos sido niños, si, esas pequeñas criaturas que apenas sobrepasan el metro de estatura, y que van corriendo por allí y por allá, como si no se cansaran. A veces me pregunto si en esos años, nos gastamos toda la energía que tenemos, pues de grande, apenas corremos.

Lo otro que caracteriza a los niños, es su imaginación, creemos en todo lo que nos dicen, y lo peor, es que agrandamos lo que nos cuentan. Realmente nuestra imaginación nos suele presentar mundos increíbles, cuentos asombrosos, personajes sin límites, pero muchas veces, es aquella misma imaginación, la que nos juega al revés.

Quien cuando pequeño no tuvo miedo a la oscuridad, a aquella parte de la casa donde la sombra vivía, o que después de ver una película de miedo, no podía dormir por días…eso a muchos les sigue ocurriendo de grandes.

Pero conozcamos una lista de aquello a lo que le tenías miedo de niño.

Al fantasma del closet


Es de noche, las puertas del closet están cerradas, pero tu imaginación puede mas, y crees que en su interior no solo hay ropa, sino algo mas…

El famoso fantasma del armario o closet, el mismo que luego de la media noche podía salir de su escondite y arrastrarnos hasta las fauces del infierno…

A los vampiros

Estoy seguro que muchos durmieron alguna vez, con las sabanas y frazadas cubriendo su cuello, apostando que esa era la única manera de evitar que el chupasangre pudiera arrancarles el líquido vital mientras dormían, tal como vieron en esas películas de trasnoche.

A los payasos

Muchos niños se divierten con los payasos, pero otros no, en especial con sus caras tan pintadas, su nariz roja, y esa risa burlona, que puede tener intenciones oscuras mientras nos mira a los ojos…buuu buuu…

Al viejo del saco

Una vieja tradición, que nos decía, que aquel mendigo atorrante, con sus ropas sucias, caminaba por las calles, con la intención de llevarte contigo, en un saco que guardaba entre sus ropas.

Un relato discriminatorio es cierto, pero que lograba sus efectos, volviéndonos retraído y muy temerosos cuando andábamos por las calles.

Rememorando, de niño chico le teníamos miedo a varias cosas pues nuestra inocencia nos jugaba en contra. En cambio ahora, de grandes, vivimos con miedo de verdad, a los ladrones, al fin de mes, cuando llegan las cuentas, a la prueba sorpresa del “querido” profe de la Universidad...en fin, llegamos al mundo a sufrir...

Les dejo un video que retrata una clasica escena, que a muchos de niño nos dejo tiritando...



Un lugar donde no solo encontraras vídeos, sino los datos más interesantes, las noticias más curiosas, y las imágenes más increíbles, eso es Cabrobueno, un lugar único en esta vasta red que es la Internet, estas bienvenido.

2 comentarios:

Harold dijo...

Como todo niño le tenía miedo a la oscuridad, ya un poco mas grandesito me he puesto bravucon y no da miedo, eso si, salir por las calles de mi pais siempre te da una mala espina de que pase algo, degraciadamente no hay una sola familia guatemalteca que no haya sido victima a lo sumo uno de sus miembros de violencia de algun tipo, luego ahora le tengo miedo a la silicona, por ello no se si la realidad y la ficcion pueden confundir demasiado jajaja saludos.-

esteban fuentes dijo...

Hola Harold...es cierto, la silicona nos ha vuelto las cosas dificiles, pero en estos casos, la solucion es tocar y ver si las cosas son como pensamos...

Es mejor tocar y darse cuenta, que creer a ciegas y ya sera muy tarde...

Saludos